Tarta de limón y mascarpone

tarta de limón y mascarpone

Esta tarta es perfecta para el verano. El limón le da una frescura estupenda y el mascarpone un sabor potente pero ligero. Además es muy fácil de hacer, un bizcocho básico de limón y una crema sencillísima. Animaros.

Ingredientes

Bizcocho de limón

3 huevos

Ralladura de 1 limón

1 yogur de limón

Aceite de oliva (1 medida de yogur)

Azúcar (2 medidas de yogur)

Harina (3 medidas de yogur)

1 sobre de levadura

      
Relleno

1 tarrina de mascarpone (250 gramos)

500 ml de nata para montar

3 cucharadas soperas de azúcar

Ralladura de dos limones

Opcional: 3 cucharadas de limoncello

 

Almíbar

100 gr. azúcar

Zumo de un limón

Ralladura de un limón

100 ml agua

 

 Elaboración

Podéis hacer con anticipación el bizcocho y el almíbar, y el mismo día que montéis la tarta preparar la crema. Os aguanta varios días en la nevera y está más rica de un día para otro.

Bueno, al bizcocho que me lío: mezclamos en un bol (o thermomix si tenéis) los huevos con el azúcar y batimos  3/4 minutos hasta que la mezcla esté más blanquecina. Luego añadimos el aceite, la ralladura de limón y el yogur, volvemos a batir bien un par de minutos y por último la harina y la levadura hasta que esté  todo bien mezclado.  Lo vertemos en un molde enharinado y al horno, precalentado  15 minutos antes a 180º, calor arriba y abajo, unos 40 minutos. A partir del minuto 30 ir comprobando con un palillo o un cuchillo hasta que salga limpio.

Para preparar el almíbar colocamos en un cazo todos los ingredientes: agua, azúcar, zumo del limón y la ralladura. Llevamos al fuego y cuando comience a hervir lo dejamos durante 3 minutos. Separamos del fuego y dejamos enfriar.

Ahora a por el relleno. Sacamos el mascarpone de la nevera 10 minutos antes de comenzar y lo mezclamos con el azúcar, la ralladura del limón y el limoncello si tenéis, os gusta y no hay niños de por medio. Cuando esté bien mezclado lo unimos a la nata que habremos montado previamente. Ya sabéis: siempre muy, muy fría, con batidora, con thermomix o con lo que tengáis.

Montaje:  dividimos el bizcocho en tres partes. Usar un cuchillo de sierra y marcar con palillos para unir por el mismo sitio. Así:

081

 

Empapamos bien cada capa con el almíbar y rellenamos con la crema. A la nevera una horita y tarta lista.

Os recomiendo dejar una parte del relleno para decorar. Yo utilicé la manga pastelera y una boquilla plana con la que hice tiras horizontales y luego verticales simulando un enrejado. Pero está tan rica que no tenéis que complicaros la vida en filigranas, sólo con cubrirla y espolvorear un poco de ralladura de limón por encima os vale.

 

Colofón

Con estas cantidades os sale un bizcocho de 24 cm de diámetro o dos de 15cm. Yo hago dos pequeños, uno para la tarta (salen 8/10 raciones) y otro para desayunar. También podéis hacer un bizcocho pequeño y unas magdalenas.

Los bizcochos podéis congelarlos, sólo tenéis que envolverlos muy bien en papel film. Hay gente que lo hace siempre porque salen más jugosos. Yo los congelo sólo si me viene bien por organización, está rico de cualquier forma.

 

 

 

 

Deja un comentario