Tarta de kinder bueno sin horno

tarta kinder bueno

El otro día mi prima Ana me dijo que estaba deseando ver la receta de este año de Halloween de merchef  y entré en pánico, no tenía nada preparado. Menos mal que me acordé: el año pasado hice esta tarta con las barritas de kinder bueno para el cumpleaños de mi hijo Pablo (es su guarrería preferida) y lo celebramos en pleno Halloween. Vale que hace un año que la comimos pero de verdad que estaba buenísima, tan buena que Pablo vuelve a pedírmela para este año. Es muy sencillita de hacer pero ya veremos si le hago caso y se la hago que me apetece hacer algo nuevo… aunque al final me veo haciendo varias tartas.

Ingredientes

Para la base

– 250 gramos de galletas

-50 gramos de chocolate fondant

-50 gramos de avellanas tostadas

-80 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

Para el relleno

-12 barritas de Kinder bueno

-100 gramos de chocolate con leche

-1 litro de nata líquida para montar

-2 sobres de cuajada

-100 gramos de azúcar

Para la cobertura

-100 gramos de nata líquida para montar

-100 gramos de chocolate fondant

Elaboración

Primero empezamos con la base de la tarta, tan simple como meter todos los ingredientes en la picadora o en la thermomix si la tenéis hasta que esté bien molido y añadir la mantequilla a temperatura ambiente, blandita vamos, y mezclarlo todo bien. Cuando esté listo lo colocamos en la base del molde que vayáis a usar, mejor si es desmoldable. Apretar bien la masa, que quede compacto. Y a la nevera que mientras seguimos con el relleno.

El relleno es muy sencillo ponemos en la picadora (o en el robot ) las barritas de Kinder bueno, el chocolate negro fondant y el chocolate con leche. Trituramos (no hace falta que quede como polvo tranquilos, sólo picadito) y lo pasamos a un cazo (si tenéis thermomix lo añadís directamente) e incorporamos la nata, los sobres de cuajada y el azúcar.  Dejamos que hierva despacito durante 8 ó 9 minutos, sin dejar de remover, se pega fácilmente.

Sacamos el molde de la nevera y ponemos despacio la mezcla del relleno sobre la base de galletas. Mentemos en la nevera porque, para añadir la cobertura final, esta capa que acabamos de hacer tiene que estar no cuajada del todo pero con un mínimo de dureza para que no se mezclen. Una hora de nevera suele ser suficiente.

Para hacer la cobertura hervimos la nata y la vertemos sobre el chocolate, mezclamos hasta que se deshaga el chocolate y quede todo integrado (con thermomix 5 minutos a 10o grados velocidad 2). Dejamos que se temple un poco y añadimos con muchísimo cuidado a la tarta.

Dejamos en la nevera por lo menos 5 horas, hasta que cuaje bien.

Para decorar he fundido chocolate blanco, lo he metido en una manga pastelera y le he hecho la tela de araña. Para rematar unas arañas con fondant negro.

Deja un comentario