Pincho de morcilla y queso de cabra con canela

pincho de morcilla y queso de cabra

A estas alturas primaverales no pensaba poner recetas contundentes pero la verdad es que todavía hace fresquito y, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y por mi nevera, hoy ha caído este pinchito de morcilla y queso. Es fácil, rápido y distinto por el toque de la canela.

Ingredientes

Morcilla (la que más os guste de cebolla o de arroz) en mi caso mixta

1 rulo de queso de cabra

1 cucharadita de canela en polvo

3 cucharadas de harina

Rebanadas de pan tostado

Cebolla caramelizada (Un bote o si la queréis hacer 2 Cebollas  y 1 palo de canela en rama)

Sal y aceite de oliva

 

Elaboración

Si vais a hacer la cebolla caramelizada vosotros es lo primero que tenemos que poner en marcha (pinchando aquí tenéis mi receta). Podéis hacerla con antelación, se conserva perfectamente varios días en la nevera.

Cortamos en medallones el rulo de queso de cabra, si no os apetece el de cabra poner el queso que más os guste.

Luego quitamos la piel a la morcilla y la cortamos en rodajas de un dedo y medio de ancho.

En un plato mezclamos las tres cucharadas de harina y la cucharadita de canela. Pasamos los trozos de morcilla por la mezcla anterior y los freímos en una sartén con aceite de oliva (que cubra la base de la sartén)  a fuego medio, que se tuesten por fuera y se hagan bien por dentro.

Sólo queda montar. En la base ponemos el pan tostado, yo prefiero tostar unas rebanadas de pan normal pero podéis poner el pan que tengáis por casa, sólo hay que tener en cuenta que tiene que aguantar el peso de la morcilla y el queso, por eso es mejor tostado.

Encima del pan colocamos el medallón de morcilla frita calentita, encima el queso y para terminar la cebolla caramelizada, también calentita, así fundirá un poquito el queso. Espectacular de verdad.

 

 

Deja un comentario