Bizcocho de naranja y aceite de oliva

bizcocho de naranja

Este es uno de los bizcochos que hago más a menudo, nunca falla, muy fácil de hacer, jugoso y con un sabor a naranja muy rico. Es tan versátil que lo mismo lo desayunamos que lo uso para hacer tartas, incluso de varios pisos. Yo prefiero hacer dos pequeños ( en moldes de 15 cm)  y congelar uno de ellos. No tengáis miedo a congelarlo el resultado es fabuloso, incluso queda más jugoso. Sacarlo unas horas antes de consumirlo y listo.

 

Ingredientes

1 naranja

3 huevos

1 yogur natural

1/2 vaso de yogur de aceite de oliva

250 g. de azúcar (2 vasos de yogurt)

250 g. de harina (13 cucharadas soperas)

1 sobre de levadura

Una pizca de sal

 

Elaboración

En un bol grande ponemos los tres huevos y el azúcar, batimos mínimo tres minutos, para que quede esponjoso. No le deis tregua, el secreto de este bizcocho es batir todo muy bien.

Lavamos la naranja y le quitamos las partes duras de arriba y abajo, pero dejamos el resto sin pelar. Partimos la naranja en trozos pequeños y la añadimos a la mezcla anterior de los huevos y el azúcar. Volver a batir todo otros dos o tres minutos, hasta que esté bien integrado.

A continuación añadir el aceite de oliva y volver a mezclar.

Unir la harina con la sal y la levadura e ir echándola poco a poco a la mezcla anterior hasta que esté todo bien integrado.

Enharinar un molde de unos 20/24 cm (o dos pequeños) y meter al horno, precalentado 15 minutos antes a 180 grados, calor arriba y abajo, durante unos 30/40 minutos. A partir de los 20 minutos ir probando con un cuchillo o un pincho y si sale seco podéis retirarlo ya del horno. Cada horno es un mundo y no hay otra forma, en un horno serán 20 minutos, en otro 30, 40.  Si veis que se os quema mucho por arriba y que todavía el cuchillo no sale limpio ponerle un poco de papel de aluminio por encima y continuar hasta que esté listo.

Cuando me apetece le añado unos trocitos de chocolate negro por encima, justo antes de meterlo en el horno. Exquisito.

 

Lentejas

 

Lentejas

Me encantan las lentejas pero odio encontrarme en cada cucharada con dos lentejas y diez trozos de verduras, que parecen verduras con lentejas. Las mías están llenitas de verduras, pero muy, muy picadas y así no se nota nada a la hora de comer, sólo dejo la zanahoria un poco más grande para que se vea. También llevan choricito, ni estando a dieta perdono el mini bocata de chorizo.

 

Ingredientes

400 gramos de lentejas, dos vasos, yo uso lenteja pardina y así no tengo que ponerla en remojo, se cocinan directamente.

Agua o caldo de verduras o de pollo (unos 6 vasos)

2 puerros

1 cebolla pequeña

3 dientes de ajo

4 cucharadas de aceite de oliva virgen

1/2 calabacín pelado

1 zanahoria

2 chorizos

sal

1 cucharada de postre de pimentón dulce

2 cucharadas grandes de tomate frito

3 hojas de laurel

 

Elaboración

Partimos en trozos pequeños todas las verduras. Yo sólo dejo en rodajas un poco màs grandes la zanahoria, el resto muy picadito. El calabacín lo pelo para que los niños no lo vean, vosotros elegís. Y si os resulta muy tedioso podéis usar una picadora pero con mucho cuidado de no convertir la verdura en puré.

En la olla rápida (o la que tengáis) poner el aceite a calentar y cuando alcance temperatura alta añadimos las verduras picadas: primero el puerro y la cebolla, a los dos minutos la zanahoria y el calabacín y por último el ajo. Salar y bajar el fuego un poco. Cuando esté todo pochadito (si quereis adelantar el proceso mirar este truco ), unos 10 minutos, añadimos los dos chorizos enteros sin partir, damos una vuelta a todo y incorporamos el pimentón.

OJO: en cuanto echéis el pimentón separar la olla del fuego para que no se queme, que no hay nada peor que el pimentón quemado. Mezclamos bien y añadimos el tomate frito. Incorporamos otra vez al fuego y añadimos directamente las lentejas. Volvemos a rehogar todo un minuto.

Cubrimos con el agua fría o con el caldo frío tres dedos por encima de las lentejas. Añadimos las hojas de laurel,  si usáis agua hay que salar un poquito y a cocer durante  8/10 minutos aproximadamente.

Si lo hacéis en olla exprés necesitáis un vaso más de agua y el doble de tiempo. Si utilizáis una olla normal ir probando a partir de los 45 minutos a ver que tal van y a lo mejor tendréis que añadir más agua o caldo. El tiempo de cocción  también depende de la calidad de la lenteja. OJO: mucho cuidado que las lentejas una vez cocidas se pegan con mucha facilidad. Intentar no despistaros.

Colofón

No sé si me habré expresado todo lo bien que me gustaría, sobre todo porque necesito que una persona a la que adoro, mi prima Carolina, se lance a hacerlas de una vez por todas, ahora que está malita necesita comer sano para ponerse buena muy, muy pronto. Todo ayuda. No lo olvides. Tq.

Tortitas

tortitas

De pequeña, una de las cosas que más me gustaba era cuando mi madre me llevaba a merendar tortitas con nata y chocolate a La Mallorquina, una pastelería en la puerta del Sol, aquí en Madrid. Su especialidad son las napolitanas, exquisitas por cierto, pero ahí abajo no estaba mi destino, yo me subía al piso de arriba y allí con mis tortitas con nata me sentía en el paraíso. Tortitas, tartas, chocolate…mi madre sin trabajar y una gran ventana para ver a toda la gente que paseaba por la puerta del Sol, todavía no he encontrado un entretenimiento mejor.

Ingredientes para unas 10/12 tortitas:

200 gramos de harina

50 gramos de aceite de oliva

300 gramos de leche

30 gramos de azúcar

1 sobre de levadura

Un pellizco de sal

2 huevos

Un poquito de mantequilla para la sartén

Sirope y nata para acompañar

 

Elaboración:

En un bol mezclamos los huevos, el aceite, la leche y el azúcar. Una vez que estén bien unidos añadimos todos los demás ingredientes secos: harina, levadura y la pizca de sal.

El secreto de unas tortitas esponjosas es mezclar bien la masa para que no tenga grumos (con la batidora o con la thermomix lo difícil es que haya) y dejar reposar la masa al menos 20 minutos en la nevera antes de comenzar a prepararlas en la sartén. Si  es más tiempo no pasa nada, no es que mejoren pero tampoco quedarán peor.

Calentamos una sartén pequeñita a fuego fuerte pero no al máximo y la pincelamos con un poco de mantequilla. Mientras, con el mismo cacito o cucharón con el que vayáis echarlo a la sartén, darle unas vueltas a la masa para que se mezcle otra vez todo bien. Cuando la sartén esté muy, muy caliente, ojo que no se queme la mantequilla, añadimos la masa. ¿Cuánta? dependerá del tamaño de vuestra sartén. Tienen que quedar gorditas pero sin pasaros. Ahora paciencia y esperar a que comiencen a salir burbujas en la masa, significa que en 10 segundo más esa cara estará lista y podremos darle la vuelta.  Repetir hasta que la masa se acabe, teniendo en cuenta que las siguientes necesitarán menos mantequilla y menos tiempo de cocción.

Servir  con nata montada y sirope.

Tarta castillo en las nubes

tarta castillo en las nubes

Este es mi regalo para todos los que tenéis princesas maravillosas, con tacón o sin él, muchas ganas de hacerles una tarta especial y muy poco tiempo y ninguna maña en la cocina.

Yo uso madalenas y bizcochos caseros pero si las compráis de calidad seguro que estarán hasta más ricas que las mías. Sea como sea no dejéis de hacerles este precioso castillo. Y recordar: ni todas las brujas llevan escoba ni todas las princesas llevan corona.

Continue reading →

Cake pops bolas de Navidad

cakepops navidad

Mis hijos siguen haciendo la carta a los Reyes Magos, aunque la de todos los años, esa llena de recortes arrancados de los catálogos que entran en casa ha desaparecido, la han cambiado por la aplicación “notas” en el móvil de su padre. Tendré que asumirlo. La adolescencia es lo que tiene. Lo que sí he conseguido es hacer estas bizcobolas o cake pops con ellos, les encantan y son muy fáciles de hacer. Tengo que aprovechar que no sé cuánto me durará esta tradición y lo peor.. qué la sustituirá.

Continue reading →