Mermelada de fresa

fresas 080

Lo mejor de esta mermelada, además de su intenso sabor, es que no lleva espesantes complicados, ni agar-agar, ni hojas de gelatina…  sólo la pectina que tiene el corazón de una manzana y que se puede conservar durante meses sin baños maría ni gaitas, con un truco que os cuento abajo. Si nunca la habéis hecho merece la pena intentarlo,  es muy sencillo y no se tarda nada.

Ingredientes

500 gramos de fresón maduro

200 gramos de azúcar

Unas gotas de zumo de limón

El  corazón de una manzana

 

Elaboración

Lavamos las fresas muy bien y después les quitamos las hojas y el rabito. Las partimos en dos y las ponemos en un cazo amplio. Añadimos el azúcar y las gotas de limón (un chorrito) y lo ponemos a fuego bajo. Mientras se van calentando las fresas, sacamos el corazón de una manzana y le quitamos todas las semillas que tenga y cortamos un poco por arriba y por abajo, para que quede limpio, como en esta foto. Y se lo añadimos a las fresas.

fresas 036

Cocemos todo a fuego medio/bajo durante 20 minutos. Cuando esté todo cocido, ya tenemos la mermelada. Yo lo paso por la batidora pero como queráis.

Si vais a conservarla menos de un mes sólo tenéis que llenar los tarros y cuando se enfríe tapar y meter en la nevera.

Si pensáis guardarla varios meses: con la mermelada CALIENTE llenar los tarros, en mi caso utilizo los que me sobran de otras mermeladas o de conservas de verduras, sin llegar al borde, dejando un dedo de aire. Tapar y girar el bote para ponerlo boca abajo.

huevos pascua 024

Ahora lo importante es que no podéis moverlo NADA de este sitio. Yo lo suelo volcar al final de la despensa o al fondo de un armario. Durante tres días no lo mováis de ahí. A partir de ese día ya podéis ponerlo de pie y usarlo cuando queráis.

 

Colofón

Para mí la textura es perfecta pero si os parece demasiado líquida, dejarla cocer un poco más.  Al enfriar espesa más y si no estáis seguros hay un TRUCO que no falla: coger un poquito en una cuchara y meterla en el congelador unos minutos hasta que enfríe. Esa será la consistencia que tendrá.

Los botes que uséis para envasar con el sistema del vacío “boca abajo” no pueden estar forzados, me refiero a esos a los que hay que destapar con la cuchara o algo punzante porque no hay quien los abra.

En cuanto al azúcar hay gente que le llega a poner el doble, a mi personalmente me parece una barbaridad. Para mi así está estupenda pero os recomiendo ir probando hasta que encontréis vuestra proporción perfecta.

Siempre que hago le doy un bote a mi madre, este primer domingo de mayo le regalé otro,  le encanta. Me ha enseñado a no tirar nada y aprovecharlo todo, y aunque a ella no le gusta cocinar, desde pequeña me ha dejado trastear por la cocina a mis anchas. Te quiero gordi.

 

Deja un comentario